Buscar

ojoelector

Ojo Elector es una página de Periodismo de servicio creada y administrada por estudiantes de Periodismo de la Universidad Abierta Interamericana. Tiene como objetivo acercarle al lector las propuestas de los candidatos presidenciales filtrando diariamente la información brindada por los medios de comunicación gráficos y las redes sociales acerca de sus declaraciones. Ojo Elector no busca transformarse en un referente de opinión, sino de información e interpretación. Para contarte cuales son las propuestas de los candidatos a presidente. Periodismo de servicio. Curación de contenidos sobre las propuestas de los candidatos presidenciales.

Etiqueta

Infraestructura

Espert en el segundo debate

El pasado domingo 20 de octubre se celebró el segundo debate presidencial, en que participaron los seis candidatos que disputarán la presidencia de Argentina el siguiente domingo 27. El candidato del Frente Despertar, José Luis Espert, tuvo una actuación que dio de qué hablar.

Habló, en primer lugar, de la inseguridad, y dijo que el problema es tan grosero que la política debe ponerse del lado de la víctima, al mismo tiempo que cargó contra el ex juez Eugenio Zaffaroni. Declaró que es preciso darle todo el apoyo a las fuerzas armadas, y propuso bajar la edad de imputabilidad a los 14 años: “delito de adulto, pena de adulto”, declaró. Y dijo que el derecho a voto de los reclusos queda circunscripto a que los delitos no sean altos.

Declaró que así como la Constitución consagra el derecho de huelga, también consagra el derecho a la libre circulación. Por eso, dijo que la manera de conjugarlo es que las calles y las rutas no deben ser cortadas, y que el piquetero que las corta debe ir preso. En ese punto le mandó un mensaje a Grabois, diciéndole que tenga “cuidado”.

En materia laborar, expresó que las leyes laborales de Argentina, basadas en la Carta del Lavoro de Mussolini, no han servido para mejorar la situación de los trabajadores sino para fortalecer una corporación sindical que ha transformado a los sindicalistas en una cofradía feudal de corruptos y delincuentes. De esta manera propuso “derribar definitivamente el edificio legal sobre el cual se han construido las relaciones laborales en Argentina”, empezando por “eliminar la indemnización por despido para reemplazarla por un subsidio de desempleo mucho más generoso en el tiempo y en el monto”.

Además propuso descentralizar la negociación colectiva, y dijo que, dada la enorme cantidad de impuestos al trabajo (que en Argentina son los más altos del mundo), es difícil que haya trabajadores en blanco. De esta manera declaró que es necesario realizar una reforma impositiva, así como eliminar los aportes patronales y reducir de manera gradual los aportes personales. Finalmente aclaró que si bien su propuesta puede parecer pro empresaria, de ninguna manera lo es, y preguntó cuál es el beneficio que los trabajadores han tenido con las leyes actuales en los últimos 80 años.

Un momento tenso se vivió cuando Espert se cruzó con Alberto Fernández y le preguntó si, a la luz de los procesamientos y las denuncias de los funcionarios kirchneristas, él no vio nada o fue cómplice, a lo que el candidato del Frente de Todos eludió la respuesta.

Espert cargó también contra la coparticipación federal de impuestos, que es un sistema en el que uno solo recauda, la AFIP, y 24 gobernadores gastan; esto, dijo, promueve la gestión irresponsable de los fondos públicos, y provoca que muchas provincias se conviertan en verdaderos feudos donde el gobernador es “un patrón de estancia que tiene agarrada a la sociedad con coimas, corrupción y miedo”.

Asimismo, dijo, el sistema de coparticipación busca la redistribución regional de recursos, lo que muchas veces hace que el pobre de una provincia rica financie al rico de una provincia pobre. De esa manera propuso eliminar la coparticipación para que las provincias financien sus gastos propios con recursos propios más los recursos federales que el gobierno le transfiera para financiar los gastos en salud y educación, que tienen que volver a ser un objetivo federal. Dijo que el monto de coparticipación federal de impuestos es igual a lo que se recauda de IVA por año, por lo que, eliminando ese sistema, se ayudaría mucho al bolsillo de la gente al punto de que hasta podría eliminarse el IVA.

Al cerrar el debate dedicó una palabras, primero, al presidente Mauricio Macri, reprochándole que grita “Sí se puede” mientras que durante 4 años “no pudo, no supo o no quiso”. Luego cargó contra Alberto Fernández, y le aclaró que si hace el grueso de las medidas que propone, le va a generar a la Argentina una crisis que “va a dejar chica a la crisis de Macri”. Concluyó diciendo que él llegó para quedarse, para defender a la gente de trabajo y esfuerzo y para defender a los jóvenes, que “creen que la única salida es Ezeiza”, y declaró que el futuro de Argentina es “liberal y ya comenzó”.

¿Qué? ¿Cómo? Las propuestas de Mauricio Macri

El candidato a presidente Mauricio Macri se propuso resolver los problemas de exclusión y de pobreza en la Argentina. Con ese objetivo, planteó dos reformas fundamentales: en la educación pública y en infraestructura en todo el país. Sus propuestas, difundidas mayoritariamente en su página web oficial, se basaron en tres ejes: Pobreza Cero, terminar con el narcotráfico y Plan Belgrano. Dentro de la primera, encontramos diferentes ítems como educación, empleo, protección social e infraestructura.

El líder de Cambiemos destacó que lo primero que notarán los argentinos será un gobierno que dialoga, que escucha, que pone un equipo a trabajar.

 

La lista de sus propuestas, a continuación:

Con respecto a la economía y sus políticas:

Dólar y cepo cambiario: unificará el tipo de cambio. Habrá un dólar único, subirá el oficial, y bajarán todos los otros. Señaló que abrirá la puerta del cepo el primer día de gobierno para que vuelvan a ingresar los dólares.

Impuesto a las ganancias y retenciones: pretende subir el mínimo no imponible al impuesto a las Ganancias para los sueldos, desde 26 mil pesos, como así también modificar escalas. Para el campo, y con precios internacionales en baja, el líder de Cambiemos prometió eliminar las retenciones para trigo, maíz y economías regionales, e ir disminuyendo las de la soja a un 5% anual, lo cual representa una transferencia del Estado a ese sector productivo. También indicó simplificará impuestos.  Por otro lado, afirmó que para que vengan las inversiones a la Argentina tendrá que liberar el cepo cambiario. El sistema recaudatorio del país se sustentará en el cobro del impuesto a las Ganancias y el impuesto inmobiliario.

Trabajo: gira en torno a tres factores, aplicación del Plan Primer Empleo para los jóvenes; creación de 1 millón y medio de empleos privados en cuatro años y combatir el empleo en negro. Impulsará la creación de un fondo especial destinado a financiar un millón de becas para que las pequeñas y medianas empresas incorporen a jóvenes que buscan su primer empleo. También reformará la enseñanza media orientada a lograr mayor vinculación entre la escuela secundaria y el trabajo.

Infraestructura: lanzamiento de un Plan Nacional de Infraestructura para todo el país, a un promedio de 25 mil millones de dólares de gasto anual, con construcción de tres autovías, rehabilitación de cinco trenes de carga y extensión de la red de agua. Proyectó la rehabilitación de  los trenes de carga Mitre, Roca, San Martín, Belgrano, Sarmiento. Desarrollará el Plan Belgrano, un programa de desarrollo social, productivo y de infraestructura orientado al crecimiento y la igualdad de condiciones y oportunidades para diez provincias del norte argentino. Beneficiará a las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Santiago del Estero. Consiste en una inversión en infraestructura de 16 mil millones de dólares en 10 años, un fondo de reparación histórica de 50 mil millones de pesos en 4 años, solución habitacional para 250.000 familias, atención inmediata a los afectados por la pobreza con la creación de una unidad de intervención rápida en focos de pobreza extrema, y subsidios para las economías regionales e incentivos laborales, entre otros beneficios. Describió al Plan Belgrano como el “plan de infraestructura más importante del país”, y argumentó que se trata de “la pata fundamental de la propuesta de pobreza cero en la Argentina”.

Vivienda: proveer una casa para cada familia argentina; urbanizar 800 asentamientos, donde viven 240 mil familias, en ocho años; entrega de 750 mil escrituras a familias para que sean dueños legítimos de sus casas; 1 millón de créditos hipotecarios con cuotas similares a las de un alquiler y la urbanización de las villas y asentamientos precarios. También propuso darles cloacas a más de dos millones de hogares y extender la red de agua.

Indec: propuso terminar con la intervención, normalizar el Indec, jerarquizar a sus empleados y volver a tener estadísticas confiables.

 

Con respecto a la sociedad, y a los derechos que ésta involucra:

Educación: Macri prevé aumentar la cobertura del nivel inicial en salas de 3 y 4 años; incremento de la oferta de escuelas primarias de jornada extendida o completa; fortalecer la enseñanza de idiomas, de cálculo y de educación digital desde el nivel primario. El compromiso tiene cuatro ejes: revalorizar a los maestros para que alcancen el prestigio social y profesional que se merecen; asistencia al Jardín de Infantes público de todos los chicos a partir de los 3 años, con la construcción más de 3000 salas y jardines en todo el país; ampliación de estudiantes en escuelas secundarias; y traer la escuela al siglo XXI, con más tecnología, idiomas y mejores planes de estudio.

Salud: entre sus propuestas incluye ampliar el acceso equitativo a servicios de salud integrales; fortalecer la rectoría y la gobernanza de las autoridades sanitarias; aumentar y mejorar el financiamiento con equidad y eficiencia; fortalecer la coordinación multisectorial para abordar los determinantes sociales de la salud. Anunció que Abel Albino sería su experto en el gabinete para enfrentar la desnutrición, y de hecho se supo que podría ser su Ministro de Salud.

Adultos mayores: propone crear la Secretaría Nacional de Adultos Mayores y reformar el Programa de Atención Médica Integral para beneficiar a estos dándole los medicamentos 100% gratis, para que puedan conservar su obra social toda la vida; recuperar el PAMI, sacando la corrupción y devolviendo su eficiencia para que no haya que esperar horas para una atención.

Inclusión social: propone la extensión de la Asignación Universal a los hijos de los monotributistas y otros que no la cobran; ingreso universal para adultos mayores; desarrollo de una Red Nacional de Centros de Primera Infancia donde atender a todos los niños de hasta 3 años, un modelo que impulsó en la Ciudad de Buenos Aires; presencia del Estado en los lugares en situación de pobreza extrema.  En cuanto al ANSES y ProCreAr propone ampliar y mejorar el plan ProCreAr. Con fondos de la ANSeS (lo cual descartaría una supuesta privatización de los fondos de pensión) aseguran que pueden entregar 1 millón de créditos hipotecarios por año, a 30 años de plazo y tasa 0.

Derechos para la mujer – Violencia de género: prometió que a igual trabajo, mujeres y hombres cobrarán igual salario; extender a todo el país los Centros de Primera Infancia y multiplicar los jardines maternales y una red nacional contra la violencia de género que funcione la 24 horas en todas las provincias.

 

En cuanto a la Seguridad, propuso la reducción de las tasas delictivas; recuperar la presencia integral del Estado en todo el territorio; desarrollar un sistema integral de estadísticas criminales y reformular del Sistema de Seguridad Interior.

 

En Ciencia y Tecnología: la plataforma electoral de Cambiemos promete incrementar el presupuesto en la materia a 1,5% del PBI y optimizar su distribución. Propuso más énfasis en la ciencia aplicada y en que el conocimiento genere empleo, tecnología e innovación.También entre sus propuestas figura poner científicos en todos los ministerios, que acerquen la investigación a la gestión. El referente en la materia, Carlos Melo, propuso incrementar el salario de los investigadores en virtud de la cantidad de veces que publiquen sus trabajos en revistas especializadas.

 

Entre sus propuestas para combatir el narcotráfico propone detener a las cabezas de las grandes bandas y erradicar el paco en 5 años. Además, llevar el Estado a los barrios, para que todos tengan las mismas oportunidades de vivir en paz y con seguridad y el fuerte control de las fronteras. También propuso prevenir y tratar las adicciones a través de una política integral, como la realizada en la ciudad de Buenos Aires: acción temprana, asistencia para los chicos y su grupo familiar, integración comunitaria y líneas de atención anónima y gratuita.

 

Si tenemos en cuenta también las Relaciones internacionales, entre sus propuestas figura resolver las trabas a movimientos financieros y comerciales; reducir la permeabilidad de las fronteras y aumentar su control efectivo del espacio aéreo y marítimo para enfrentar las nuevas amenazas que plantean el narcotráfico y el terrorismo internacional; equilibrar sus relaciones internacionales; relanzamiento de las relaciones con los países vecinos.

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑